31 de mayo de 2010

Mi ataúd...


Mis recuerdos no van a caber en un ataúd, ni acomodados de tres en tres, todos los orgasmos que tuve en mi existir no se van a poder fundir, las cosas más simples son las que siempre me hicieron seguir, cuando lentamente iba rompiendo el sueño y descubría como me vigilaba el sol, la textura de las fresas cuando las iba a cortar, el rose de mis pies con la tierra mojada caminando descalza, el sabor del tequila raspando mi garganta, la fragancia de las flores que me perfumaban, los deslices sobre una resbaladilla , el sabor de cada sorbo de un café de grano, mis viajes mirando las figuras que formaban las constelaciones y adivinando las formas de las nubes.

Hace algún tiempo atrás note que me había olvidado de esas cosas tan simples, que tal vez en un tiempo disfrutaba, que tal vez en un tiempo saboreaba, que tal vez en un tiempo percibía lo profundo que era su silencio cuando me rodeaban y ahora vuelvo a verlo, aquellas cosas tan simples pero a la vez tan profundas que me suceden a diario, el sentir al agua que baja por este cuerpo desecho que tiempo atrás no dejaba de pensar en por que pasaban los hechos, aprendí a conocer mis silencios , a aprender pero aun no sé nada ,a decir nunca pero menciono un siempre cuando hace falta, a ver pasar el tiempo sobre una ventana vieja despacio en una concurrida soledad y contrariamente caminar en contraflujo sobre un suvenir ,a tocar mis nostalgias llenas de adioses olvidados , y que en conjunto esas simplicidades me forman a mí , recuerdos ,besos robados ,nostalgias ,colores ,sabores, risas, sueños y algún mal deseo .

Todas esas memorias las dejare aquí guardadas en una caja de madera pintada con todos los colores que me invente durante mi existencia, al abrir el cofre se escucharan en coro todas las risas que pintaron mi rostro, caerán todas las lagrimas que me llenaron de gozo, los abrazos que me dieron reposo, las caricias que me hicieron creer, por un momento se congelaran en el cielo todos mis deseos que desde chica quise tener, mis ideas se fundirán con las nubes y tomaran forma en figuras exquisitas que el cielo regalara, todo el humo que aspire saldrá por última vez y formara mi silueta, caminando volveré de nuevo hacia ti, fundiremos nuestro amor en un cigarrillo, nos desvaneceremos en cenizas, caeremos sobre el árbol que transforma lo simple en anormal, nuestros cuerpos tomaran forma de ramas, se unirán y quedaremos unidos hasta la eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada